vegetables y sustancias bioactivas

¿Qué son las sustancias BIOACTIVAS?

Sustancias bioactivas

Son sustancias distintas de los nutrientes que están presentes en pequeñas cantidades en algunos alimentos y que tienen la propiedad de actuar sobre los mecanismos fisiológicos resultando beneficiosas para nuestra salud.

Los mecanismos sobre los que actúan y que parecen ser los ser responsables de su efecto protector son:

• Modulación de la expresión genética (y su repercusión en el metabolismo).
• Destoxificación de cancerígenos (activación de sistemas enzimáticos de fase I y II).
• Inducción de muerte celular (apoptosis/supresión de mitosis).
• Protección del ADN.
• Modificación de la comunicación celular.
• Modificación del perfil hormonal (por ejemplo, niveles de hormonas esteroideas).
• Modulación del perfil lipídico.
• Estimulación del sistema inmunitario.
• Efecto antiinflamatorio.
• Efectos sobre la hemostasia.
• Efecto hipocolesterolémico.

Las sustancias bioactivas se pueden clasificar en tres grandes grupos: terpenoides (carotenoides y esteroles); compuestos fenólicos (flavonoides como los fitoestrógenos o la quercetina, el flavonoide más habitual en la dieta) y los compuestos azufrados:

Terpenoides

Carotenoides: hortalizas y frutas de color naranja (por ejemplo, zanahoria, mango,albaricoque, melón, melocotón, fruta de la pasión, ciruela); verduras de hoja verde oscuro (por ejemplo, espinacas); tomate y derivados. Tiene efectos anticancerígenos, antioxidantes, Inmunomoduladores e hipocolesterolemiante.

Licopeno: tomates, sandía, pimiento rojo, pomelo rosado. Presenta una potente acción antioxidante, protegiendo frente al cáncer de próstata y otros tipos de cáncer.

ß-criptoxantina: naranjas, papaya.

Luteína y zeaxantina: verduras de hoja verde (por ejemplo, acelgas, espinacas,
lechuga, apio), naranjas, patatas, tomates, pimientos rojos, maíz, aguacate, melón.

Fitoesteroles: aceites vegetales (maíz, girasol, soja, oliva), cereales, legumbres, frutos secos, hortalizas. Son anticancerígenos e hipocolesterolemiante.

Compuestos fenólicos

Alcoholes y ácidos fenólicos simples: Cítricos, aceitunas, aceite de oliva virgen, otras frutas, hortalizas, avena, soja, frutos secos, vino, cerveza, té, etc. Ejercen propiedades antioxidantes, y se han demostrado sus efectos preventivos frente a enfermedades cardiovasculares (trombosis) y el cáncer.

Polifenoles: Quercetina, kamferol, miricetina y antocianidinas: cebollas (30-40 mg/100 g), puerros, lechuga, brécol, tomates, uvas, naranjas (pulpa), manzanas, cerezas, moras, frambuesas, arándanos, aceitunas, vino tinto, té, orégano y otras hierbas aromáticas. Presentan múltiples propiedades como anticancerígenos, antimicrobianos, antioxidantes, antitrombóticas, inmunomoduladores, antiinflamatorios, antihipertensivo, hipoglucémico.

Catequinas y proantocianidinas: manzanas, peras, cerezas, uvas, albaricoque, melocotón, frutos secos, legumbres, cacao, chocolate negro, vino, sidra, cerveza,té.

Hesperidina, naringenina: cítricos, zumo de uva.

Apigenina, luteolina: perejil, apio, pimiento, tomillo, aceitunas.

Resveratrol: piel de la uva, vino, zumo de uva, arándanos. Tiene propiedades antioxidantes, antitrombóticas, antiinflamatorias e inhibidora de la carcinogénesis.

Fitoestrógenos: isoflavonas (genisteína, daidzeína) y lignanos: soja y derivados,otras legumbres, cereales integrales, frutos secos, frutos del bosque, brécol, ajo, zanahorias, etc. Tienen propiedades antioxidantes y algunos estudios de investigación han mostrado que ejercen efectos beneficiosos sobre las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Compuestos azufrados

Alicina, dialilsulfuro: cebolla, cebollino, cebolleta, puerro, ajo.

Isotiocianato, sulforafano, I3C: repollo, coliflor, brécol, berza, coles de Bruselas, lombarda, ajo, cebollas, nabo, mostaza.

Son anticancerígenos, antimicrobianos, antioxidantes, antitrombóticas, inmunomoduladores, antiinflamatorios, antihipertensivos, hipocolesterolemiantes y beneficiosos para el digestivo.


Efectos sobre la salud

Se ha descrito su papel en la prevención de numerosas enfermedades, son beneficiosos para prevenir enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, Ictus, obesidad, diabetes, osteoporosis, distintos tumores como el prostático, el de mama o gastrointestinales, enfermedades neurodegenerativas, inflamatorias, oculares como la degeneración macular asociada a la edad y las cataratas, además de prolongar el tiempo de vida.
Ahora bien, como la biodisponibilidad o fracción realmente utilizada está influida por la manera en que consumimos los alimentos que los contienen, hay que tenerlo en cuenta para aprovechar al máximo sus propiedades.
En el caso de los carotenoides el tratamiento culinario, el troceado y la adición de pequeñas cantidades de aceite u otras grasas aumenta la cantidad absorbible. La biodisponibilidad del licopeno de los tomates aumenta con el calor prolongado durante su cocinado. La alicina contenida en los ajos y la cebolla se aprovecha más si los troceamos de cinco a diez minutos antes de su utilización.
La biodisponibilidad de los glucosinolatos (presentes en las crucíferas como el brócoli o las coles) depende en gran medida de la manipulación del alimento (troceado, masticación, cocción). En este caso el calor prolongado es perjudicial porque puede destruir el enzima que lo transforma, lo que limita considerablemente su transformación, el tratamiento ligero en microondas o al vapor permite optimizar la biodisponibilidad del glucosinolato.

 

Julia Rubias