¿QUÉ ES EL SÍNDROME METABÓLICO?

Todos hemos oído en alguna ocasión el termino “asesino silencioso” como referencia a una tensión arterial elevada. Igualmente y si no ya están los anuncios de televisión para recordánoslo, estamos concienciados de que tener el colesterol alto es muy malo para nuestra salud. Y que decir de la obesidad o del azúcar en sangre.
Pues bien si tener alguno de estos factores elevado es de por sí una mala noticia , tener una combinación de varios de ellos puede resultar fatal.
Y lo peor es que salvo la obesidad, todo lo demás puede pasarnos desapercibido hasta que desarrollemos una Enfermedad Cardiovascular (ECV). La ECV es la causa principal de muerte en nuestra sociedad. En el 2010 se produjeron un total de 62,5 millones de casos de ECV, insuficiencia cardíaca congestiva y accidente cerebrovascular en todo el mundo y debido a los hábitos de vida que llevamos no parece que ayuden a mejorar este panorama por lo que se estima que en el 2030 esta cifra aumente hasta los 83,9 millones.

El Síndrome Metabólico

Con este termino se conocen una serie múltiple de factores de riesgo, de los cuales varios están interrelacionados entre si :

-Hiperglucémia
-Triglicéridos elevados
-c-HDL reducido
-Hipertensión
-La obesidad central o abdominal

De acuerdo con la nueva definición de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), para poder decir que una persona tiene el síndrome metabólico debe presentar obesidad central más dos factores cualesquiera de los otros cuatro. Alrededor del 20-25% de los adultos en todo el mundo
sufren síndrome metabólico.
Las personas con síndrome metabólico tienen un riesgo tres veces mayor de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular y un riesgo dos veces mayor de mortalidad debido a estas afecciones.
También presentan un riesgo cinco veces mayor de padecer diabetes de tipo2.

Tanto la diabetes como la dislipidemia (alteraciones en triglicéridos y colesterol) aumentan su prevalencia cada año, y lo peor es que el 50% de las personas con alguna de las dos enfermedades no conocen su estado y por lo tanto no pueden hacer nada para solucionarlo.

La dislipidemia es un trastorno del metabolismo de las lipoproteínas que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y provoca la aparición de aterosclerosis y otras enfermedades relacionadas. Los valores de las lipoproteinas de baja densidad c-LDL, los valores de lipoproteinas de alta densidad c-HDL y los valores de trigliceridos son factores de riesgo independientes de Enfermedad Cardiovascular.

La diabetes. En el 2012, el número de personas con diabetes alcanzó los 371 millones en todo el mundo. Solo ese año, 4,8 millones de personas murieron como consecuencia de esta enfermedad.
El aumento de los niveles de glucosa en sangre puede dar lugar a complicaciones graves que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes tipo 2 se caracteriza por una producción insuficiente de insulina o por una respuesta celular insuficiente a esta, es el tipo más frecuente y afecta al 90-95% de las personas diabéticas.
En las personas con edades superiores a 50 años, la diabetes aumenta el riesgo de ECV mucho más que cualquier otro factor de riesgo individual. La diabetes tipo 2 es una enfermedad con un riesgo equivalente al de la cardiopatía coronaria (CC), puesto que las personas con diabetes tipo 2 tienen un riesgo de infarto de miocardio (IM) tan alto como el de las personas con IM previo.
Las concentraciones de hemoglobina glicosilada (HbA1c) reflejan la glucemia media durante los 2-3 meses anteriores, esto supone poder realizar un control de la glucemia muy útil para el seguimiento de la Diabetes.

La obesidad abdominal se corresponde con el perímetro de la cintura.
Se considera riesgo una medida superior a los 102 cm. en el hombre y más de 88 cm. en la mujer.

La Hipertensión. La presión sistólica es la que existe en las arterias cuando los ventrículos se contraen bombeando la sangre hacía los pulmones y el resto del cuerpo, y es a la que llamamos presión “Máxima” cuando la medimos. Mientras que la presión diastólica que es la que existe cuando los ventrículos se relajan y se rellenan de sangre procedente de las aurículas es la presión que conocemos como “Minima”. Se considera prehipertensión a partir de 120-139 mmHg de presión sistólica y de 80-89 mmHg de presión Diastólica.

Espero que conocer este Síndrome te sirva para mantenerlo alejado de ti.

 

Julia Rubias