Hiperglucemia y prediabetes

Lo que necesitas saber acerca de la PREDIABETES:

Tienes más de 45 años, sufres de sobrepeso y no haces ejercicio… Pues si es así, puedes padecer Prediabetes.

 

Vale,pero…¿Qué es Prediabetes?

 

Se padece de Prediabetes cuando la cantidad de glucosa en nuestra sangre es superior a los valores normales, pero no es lo suficientemente alta como para considerarse Diabetes. Esta condición también se conoce como glucosa en ayunas alterada o intolerancia a la glucosa y estamos al borde de padecer una Diabetes tipo II .

La Diabetes tipo II se caracteriza por una respuesta celular insuficiente a la insulina y por un agotamiento de la capacidad de producción de insulina por el páncreas, es el tipo más frecuente y afecta al 90-95% de las personas diabéticas.

El aumento de los niveles de glucosa en sangre puede dar lugar a complicaciones graves que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, riñones y nervios, aumentando significativamente el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un ictus.

En las personas con edades superiores a 50 años, la diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular mucho más que cualquier otro factor de riesgo individual. La diabetes tipo II es una enfermedad con un riesgo equivalente al de la cardiopatía coronaria, puesto que las personas con diabetes tipo II tienen un riesgo de infarto de miocardio tan alto como el de las personas con infarto de miocardio previo.

 

¿Como puedo saber si padezco Prediabetes?

 

Pues la única manera es hacerse una medida de la glucosa en ayunas o mejor aún una determinación de la hemoglobina glicosilada. Las concentraciones de hemoglobina glicosilada(HbA1c) refleja la glucemia media durante los 2-3 meses anteriores, esto supone poder realizar un control de la glucemia muy útil para determinar si padecemos prediabetes.

De esta manera podremos poner las medidas necesarias para revertir una evolución hacia enfermedades más serias.

 

¿ y si resulta que padezco prediabetes?

 

En caso de padecer Prediabetes no tendremos más remedio que bajar de peso siguiendo una dieta apropiada con menor contenido calórico, menos azúcar , sal y grasa , mientras que incrementaremos la cantidad de verduras.

También será necesario iniciar un programa de actividad física de un mínimo de 30 minutos diarios.

Es importante llevar a cabo un control de otros factores asociados como el Colesterol malo o lipoproteína de baja densidad (LDL) que se acumula y obstruye las arterias, triglicéridos y tensión arterial.

Igualmente es conveniente realizar una lista con todos los medicamentos que se esten tomando, incluyendo los que son sin receta, suplementos nutricionales y plantas medicinales para que podamos realizar una evaluación de los mismos en tu Farmacia de Cerro Muriano.

 

Otra condición que favorece la aparición de la Diabetes tipo II es la Diabetes gestacional.

 

Este tipo de diabetes se desarrolla durante el embarazo. Se debe a que las hormonas producidas por la placenta y otros factores del embarazo hacen que se desarrolle una resistencia a la insulina, esto ocurre de forma fisiológica en todas las mujeres durante la última parte de su embarazo. La resistencia a la insulina lleva al páncreas a producir mayor cantidad de insulina para poder controlar los niveles de glucemia, el problema es que se agote la capacidad del páncreas y entonces aparece la diabetes gestacional. El sobrepeso es un factor favorecedor debido a que las mujeres con esta condición inician el embarazo con una necesidad mayor de insulina. El aumento excesivo de peso durante el embarazo también podría aumentar el riesgo al igual que tener familiares con diabetes.

 

Normalmente la diabetes gestacional desaparece tras el parto, pero las posibilidades de desarrollar una diabetes tipo II aumenta. Igualmente los niños nacidos de madres que padecieron diabetes gestacional también tienen predisposición a desarrollar diabetes tipo 2.

 

Y recuerda que estos factores aumentan tu riesgo de padecer Prediabetes:

 

-Tener más de 45 años.

-Tener sobrepeso u obesidad.

-Tener familiares directos que padecen diabetes.

-Haber tenido diabetes gestacional.

-Haber tenido un bebé con un peso de más de 4 kg al nacer.

-Tener la presión arterial elevada (mayor de 140/90).

-Sufrir de hipercolesterolemia con unos niveles de colesterol más elevados de lo normal y un

colesterol HDL, o colesterol bueno, inferior a 35, o con un nivel de triglicéridos superior a 250.

-No practicar actividad física.

-Padecer de ovario poliquístico (SOP).

-Tener una erupción cutánea oscura y aterciopelada alrededor del cuello o las axilas característica de

la acantosis pigmentaria, relacionada con la resistencia a la insulina.

-Tener antecedentes de enfermedades cardiovasculares.