¡ CUIDADO CON LOS EXCIPIENTES !

 

EXCIPIENTES DE DECLARACIÓN OBLIGATORIA

En un medicamento, podemos distinguir el principio activo, que es el que presenta la acción terapéutica y los excipientes o sustancias auxiliares que ayudan a que el principio activo, pueda formularse y manejarse de manera eficaz y sea agradable para el paciente. Se trata pues de una o más sustancias que se incorporan al medicamento para facilitar su preparación, conservación o administración.

Los excipientes están presentes en todos los preparados farmacéuticos y ayudan a que el principio activo cumpla su función, pero no actúan sobre la enfermedad ni sobre sus síntomas. Se trata de sustancias como por ejemplo el almidón, que se incorpora para dar cuerpo y forma a los comprimidos, el azúcar de los jarabes, o los colorantes. Los excipientes permiten que la sustancia activa pueda presentarse en distintas formas farmacéuticas, como las cápsulas, jarabes, supositorios, inyectables…

Según la función que tienen en los preparados farmacéuticos o medicamentos se clasifican como:

solubilizantes, antioxidantes, colorantes, disgregantes, lubricantes, aromatizantes… Algunos de ellos pueden tener más de una función.

A pesar de que los excipientes no tienen actividad terapéutica, no significa que sean inertes y por lo tanto pueden tener efectos en el organismo, pudiendo producir alergias o reacciones de intolerancia; por esta razón, se contempla la obligación de detallar todos los excipientes de forma cualitativa,en el cartonaje y en el prospecto de los medicamentos y aquellos que son considerados de riesgo para algunos grupos de pacientes por el Ministerio de Sanidad tienen que estar anunciados también de forma cuantitativa. (Ley 29/2006 de garantías y uso racional del medicamento)

En el prospecto, el excipiente está anunciado de forma completa de tal manera que el paciente pueda reconocerlo fácilmente y no pueda confundirse, para ello se usa la denominación común internacional o el nombre común con el que se conozca, y también con el prefijo E y el número correspondiente. En el cartonaje sin embargo solo encontraremos su denominación con el prefijo E y el número que le corresponda.

Algunos excipientes necesitan anunciarse con un texto que como advertencia especial podemos encontrar en el prospecto y en el cartonaje.

TENER PRESENTE QUE…

Si se sufre una enfermedad crónica o problemas específicos de salud es necesario que prestemos atención a los excipientes que están presentes en nuestra medicación.

Este es el caso de los:

  • Diabéticos: Hay que tener en cuenta si tienen sacarosa, glucosa u otros azúcares que se emplean como edulcorantes, como recubrimiento de grageas o para proporcionar viscosidad a los jarabes.
  • Celíacos: Atención a la presencia de gluten. El almidón de trigo, avena, cebada, centeno, trigo y sus derivados se emplean como espesantes y aglutinantes en cápsulas y comprimidos.
  • Intolerantes a la Lactosa: Comprobar la ausencia de lactosa, esta se emplea como relleno y diluyente en cápsulas.
  • Enfermos de Fenilcetonuria: Cuidado con el aspartamo, que se emplea como edulcorante en jarabes.
  • Hipertensos y personas con dietas bajas en sodio: Evitar el sodio, que se usa como solvente en preparados solubles y efervescentes.
  • Asmáticos: Evitar la presencia de colorantes azoicos como la azorrubina (E-122), la tartrazina (E-102) o el amarillo anaranjado (E-110) usados para proporcionar color a los jarabes.
  • Alérgicos al tiomersal: Comprobar su ausencia. Este se utiliza como conservante y antimicrobiano. Se encuentra en preparados oftálmicos y vacunas.
  • Enfermos del hígado y niños: Precaución con el etanol, que se utiliza como solvente, conservante y deshidratante en jarabes y sobres.
  • Alérgicos a los sulfitos: Sulfitos, bisulfitos y metabisulfitos se emplean como conservantes.
  • Alérgicos al Látex: Evitar el Látex
  • Alérgicos a algunos alimentos: Algunos aceites, como el aceite de cacahuete, de soja y de sésamo.

                                                                   Almidón de arroz, maíz y patata y sus derivados.

 

                                                                                                                                                Julia Rubias

 

Anexo: Listado de excipientes de declaración obligatoria (puede ser actualizado por la Agencia  española del medicamento)  :

Aceite de cacahuete

Aceite de soja

Aceite de bergamota

Aceite de ricino

Aceite de sésamo

Ácido benzoico(E210)

Benzoato de sodio (E-211)

Benzoato de potasio (E-212)

Ácido sórbico (E-200)

Sorbato de sodio (E-201)

Sorbato de potasio (E-202)

Sorbato de calcio (E-203)

Alcohol bencílico

Alcohol cetoestearílico

Alcohol estearílico

Almidón de arroz, maíz,patata y sus derivados

Almidón de trigo, avena, cebada, centeno, trigo y sus derivados.

Aprotinina

Aspartamo (E-951)

Azúcar invertido

Balsamo del perú

Cloruro de benzalconio

Bronopol

Butilhidroxianisol (E320)

Butilhidroxitolueno (E-321)

Clorocresol

Colorantes azoicos: Tartrazina (E-102)

Amarillo anaranjado S (E-110)

Azorubina, (carmoisina)(E-122)

Amaranto (E-123)

Rojo cochinilla A (E-124)

Negro brillante BN (E-151)

 

Compuestos mercuriales orgánicos: Tiomersal

Nitrato, acetato, borato de fenilmercurio.

Dimetilsulfóxido

Etanol

Fenilanalina

Formaldehído (E-240)

Fructosa

Galactosa

Glicerol

Glucosa

Gluten

Heparina (como excipiente)

Lactitiol (E-966)

Lactosa

Lanolina

Látex

Maltitol (E-965)

Jarabe de glucosa hidrogenado (E-965)

Isomalta (E-953)

Manitol (E-421)

Parahidroxibenzoatos y sus ésteres

Potasio

Propilenglicol

Sacarosa

Sodio

Sorbitol (E-420)

Sulfitos, bisulfitos y matabisulfitos,

Xilitol (E-967),